Prensado de flores comestibles

Prensado de flores comestibles

Entramos por fin en el mes de marzo, a la eterna primavera de la isla, la acompañan las frecuentes lluvias que hacen que nuestros huertos y jardines estén en plena floración. Privilegio que nos permite servirnos, cada vez más en nuestras cocina.

Muchas reposteras están utilizando las flores comestibles como broche final de sus composiciones. De hecho, las princesas de Free heart, en La Laguna, cuentan con nuestras flores comestibles para decorar sus tan mimadas tartas florales.

En nuestro gusto por ir siempre un pasito más allá, nos encanta cocinar con flores y esta vez, nos hemos puesto a investigar en el prensado de las flores comestibles, descubriendo nuevas posibilidades en la decoración vegetal de nuestra repostería favorita. De todo ello, les contamos a continuación. 

En cuanto a las flores

Es vital que las flores que se utilicen sean comestibles, que sean flores de origen ecológico.

Abstenerse de utilizar flores de floristería, pues contienen gran cantidad de productos no aptos para el consumo. La mejor opción es cultivar tus propias flores, conseguirlas lo más frescas posibles o de confianza.

¿Qué flores se pueden utilizar? Pues aquellas que estén acordes con los sabores de la tarta. Flores como el pensamiento, aciano, pétalos de rosas, cosmos, borraja o las margaritas tienen sabores florales y delicados. También existen otras más aromáticas como, por ejemplo, las flores y hojas de lavanda, albahaca o menta.

Las flores prensadas se pueden utilizar frescas o dejar que se sequen completamente. El procedimiento es el mismo, la única diferencia serán los tiempo a esperar.

Prensado

Para el prensado vamos a colocar las flores entre hojas, también pueden ser las de un libro, las cuales van a absorber la humedad. Lo más recomendable que sea un libro no usado, olvidarse de los libros antiguos, llenos de polvo y solera, para esta caso, no van a sumar. Utiliza papel y no servilletas, necesitamos que las flores queden lo más turgentes posibles.

Extender completamente la flor y disponerlas separadas las unas de las otras.

Terminado el proceso, cerrar el libro y colocar encima un peso homogéneo que sirva de prensa.

Para las flores prensadas frescas, con dejarlas un par de horas, puede ser suficiente. En este caso, yo las dejé un par de días. Si se quieren complemente secas, se dejarán durante al menos dos semanas.

Para decorar

En tartas de cobertura glaseada lo mejor es sacarlas de la nevera unos minutos antes para que temple y que las flores se adhieran mejor a la superficie.

Colocar las flores en la parte superior de la tarta es muy fácil. Para los laterales, hay que ir acompañando ligeramente cada una de las flores con la yema de los dedos para que se queden pegadas. La parte grasa es la que va permitir que la flor se quede sujeta a la superficie.

Una vez terminada, puedes volver a colocar tu tarta en la nevera.

Para el caso de las recetas de galletas, lo que se recomienda es una vez la masa esté hecha colocar las flores en cada galleta, pasar con el rodillo para que se fijen y esperar una media hora antes de introducirlas en el horno.

A nivel de redes sociales, si hay un referente a la hora de crear genialidades a base de flores comestibles esa es Loria Stern quien, día a día, comparte genialidades florales que a más de uno le inspirarán. A nosotras nos encantan, por nuestra parte haremos lo que tengamos que hacer por poner las flores más presentes en vuestras vidas.

Deja un comentario